MODALIDAD 40 DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL 

La modalidad 40 del IMSS es la continuación voluntaria del Régimen Obligatorio del IMSS, es una opción para los trabajadores que no tienen relación laboral, que renunciaron o que trabajan sin estar asegurados, a los cuales les interesa continuar cotizando por su cuenta a través de aportaciones voluntarias para:

  • No perder el derecho a la pensión que otorga el Instituto por invalidez y vida, retiro cesantía en edad avanzada y vejez. 
  • Aumentar la cantidad de su pensión, ó
  • Sumar más semanas de cotización 

Esta modalidad ayuda para aumentar la cantidad que una persona recibirá por Pensión por concepto de Cesantía o por Vejez, mientras dicha persona se encuentre registrado en esta modalidad, aunque no esté laborando, el pago de aportaciones que realice le sumará semanas de cotización. 

Para inscribirse, la persona puede acudir al IMSS o hacer el trámite por internet y cumplir con los siguientes requisitos:

  1. No cotizar en ningún régimen del seguro social al momento de realizar el trámite de inscripción. 
  2. Contar con 52 semanas cotizadas como mínimo en el régimen obligatorio en los últimos 5 años, ya sea con uno o varios patrones.
  3. La última relación de trabajo o cotización en el IMSS no puede ser mayor de 5 años.

Derechos que concede esta modalidad:

  • Invalidez y Vida 
  • Retiro
  • Cesantía en edad avanzada (CEA) y Vejez
  • Incremento de las semanas cotizadas
  • Registro del salario base de cotización deseado
  • Aportaciones al AFORE (en el ramo de Retiro, CEA y Vejez, así como el ramo de la Cuota Social)

Cuando te registras en esta modalidad puedes escoger con cuantos salarios mínimos quieres cotizar y por cuanto tiempo pagarás al IMSS directamente las aportaciones que hacía tu patrón; dicho salario debe ser igual o mayor al último salario con el que cotizabas en el IMSS sin que la cantidad sea mayor a las 25 UMA’s (Unidad de Medida y Actualización) vigentes.

Para calcular la pensión se utilizan varios factores entre los cuales destacan principalmente: las semanas cotizadas y el salario.

Se considera que entre más semanas cotizadas en el IMSS tenga una persona mejor será la cantidad a recibir o, si el salario promedio que tengas es alto durante las últimas 250 semanas mejor será tu pensión a recibir, aunque pudiera existir la posibilidad de contar con bastantes semanas cotizadas, pero con un salario bajo, teniendo como resultado una pensión baja a recibir.

A partir del 1ro de enero de 2023 hasta el 2030 entrarán en vigor algunas modificaciones:

  • Aumento progresivo, año con año en las cuotas patronales del artículo 168 fracción II inciso a) de la LSS en el ramo de Cesantía en edad avanzada y vejez, de acuerdo a la siguiente tabla:
  • A los trabajadores que encuadran en la ley de 1997 del IMSS, se les considerará 1,000 semanas de cotización para la pensión de cesantía en edad avanzada y vejez; iniciando en el ejercicio 2021 con 750 semanas cotizadas y aumentando cada año 25 semanas hasta llegar a las 1,000 semanas en el ejercicio 2031.

Es importante aclarar que la modalidad 40 no desaparece, sin embargo, tiene un aumento en el costo de las cuotas a pagar dependiendo del salario con el cual se está registrado en esta modalidad, por lo cual te invitamos a que te acerques a Estudillo y Compañía ya que tenemos expertos que pueden apoyarte a elegir la mejor opción.

Blog Attachment
  • captura-de-pantalla-2022-05-09-a-las-18-35-24
  • captura-de-pantalla-2022-05-09-a-las-18-34-47

Related Posts

Leave us a reply