Liquidación de Sociedades

¨Recuerda que ya no es posible suspender una persona moral, por lo que si se desea dejar de trabajar con ella, esta debe de ser liquidada¨.

La formalización de la disolución y liquidación de la sociedad sigue un orden que consiste inicialmente en convocar a la celebración de una junta o asamblea general extraordinaria, para autorizar la disolución y nombrar al liquidador.

Debemos de tomar en cuenta los siguientes pasos a seguir:

–           Ya declarada la disolución, la sociedad únicamente  desarrollar las actividades encaminadas a su inmediata liquidación.

–           A partir de la declaratoria de disolución, al nombre de la sociedad deberá adicionarse la expresión “en liquidación”.

–           Inscribirse en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

–           Entregar a los liquidadores documentación y libros de la sociedad (activos y pasivos).

–           Presentar declaración anual por ejercicio irregular (por disolución).

–           Presentar —una vez inscrita la Asamblea en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio— el aviso de inicio de liquidación ante el SAT, al mes siguiente al día que inicie la liquidación, firmado por el liquidador, indicando la fecha de celebración de la Asamblea.

–           El liquidador deberá levantar un inventario y pasivos sociales, y, de igual manera, se deberá llevar a cabo el cierre de establecimiento y locales.

–           Practicar el Balance inicial de liquidación, cancelando las cuentas complementarias de Balance contra las principales, determinar los valores reales en libros, pagos laborales, pagos al SAT y SHCP, pagos a acreedores, proveedores, etc.

–           Publicar en el Diario Oficial del Estado, o en el periódico de mayor circulación, el Balance con el fin de que los acreedores gocen del derecho de oposición.

–           Concluir las obligaciones sociales pendientes.

–           Presentar pagos provisionales y definitivos de impuestos.

–           Balance final de liquidación (publicado 3 veces de 10 en 10 días).

–           Asamblea General Extraordinaria, a fin de aprobar el balance y dar fin a la liquidación.

–           Inscripción en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio el acta de Asamblea final de liquidación y protocolizar la misma ante fedatario público.

–           Obtener en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio la cancelación de la inscripción.

–           Presentar a la SHCP la declaración final del ejercicio (desde el inicio de liquidación hasta la conclusión de la misma.

–           Presentar trámite de cancelación del RFC junto con la declaración final. Dar avisos de baja como patrón ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, dar aviso de baja a la Tesorería y a la Secretaría Trabajo y Previsión Social.