Designación de beneficiario de los derechos de un trabajador que murió a consecuencia de un riesgo de trabajo, cuando más de una persona refiere ser la beneficiaria.

El artículo 503 de la ley laboral, dispone que la Junta de Conciliación Permanente, la Junta de Conciliación y Arbitraje o el Inspector de Trabajo, previa solicitud de los interesados podrán hacer la declaración de los beneficiarios de acuerdo con el procedimiento siguiente:

 

  1. Mandará practicar dentro de las veinticuatro horas siguientes una investigación encaminada a averiguar qué personas dependían económicamente del trabajador y ordenará se fije un aviso en lugar visible del establecimiento donde prestaba sus servicios, convocando a los beneficiarios para que comparezcan ante la Junta de Conciliación y Arbitraje dentro de un término de treinta días, a ejercer sus derechos;

2. Si la residencia del trabajador en el lugar de su muerte era menor a seis meses, se girara       exhorto a la Junta de Conciliación Permanente, o al del inspector del trabajo del lugar         de la última residencia, a fin de que se practique la investigación y se fije el aviso        mencionado.

3.  Concluida  la investigación,  y una vez satisfechos los requisitos, y con audiencia de las          partes, la Junta de Conciliación y Arbitraje dictará resolución, determinando que        personas tienen derecho a la indemnización, apreciando la relación de esposo, esposa, hijos y ascendientes, sin dejar de reconocer lo asentado en las actas del registro civil; y

4. El pago de derecho en cumplimiento de la resolución de la Junta de conciliación y Arbitraje libera al Patrón de responsabilidad, y las personas que se presenten a reclamar sus derechos con posterioridad a la fecha en que se hubiere efectuado el pago, solo podrán solicitar el pago de derecho en contra de los beneficiarios que lo recibieron.